Movimiento de arte: Post-Impresionismo

impresionismo

Este arte es un movimiento en el que los artistas y pintores desarrollaron un estilo personal y distintivo, se unieron por el interés en expresar sus respuestas emocionales y psicológicas al mundo a través de colores vivos e imágenes expresivas, simbólicas. 

El Post-Impresionismo  se desarrolló en la década de 1890. Se caracteriza por un enfoque subjetivo de la pintura, ya que los artistas optaron por evocar la emoción en lugar del realismo en sus obras. 

Aunque sus estilos,  son muy variados, las pinturas realizadas a la manera del Post-Impresionismo comparten algunas cualidades similares, que incluyen motivos simbólicos, color no natural y pinceladas pictóricas.

Antecedentes del Post-Impresionismo

En los años 1870 y 1880, el impresionismo dominó el arte de vanguardia en Francia. Muchos artistas emergentes, sin embargo, encontraron fallas en el enfoque de los impresionistas en el estilo más que en el tema. 

Este grupo de artistas tenía como objetivo agitar el mundo del arte contemporáneo, siendo conformado por artistas estilísticamente disímiles, incluyendo a Paul Cézanne, Paul Gauguin, Vincent van Gogh, Georges Seurat, Henri Toulouse-Lautrec, y Henri Rousseau, quienes conformaron el arte de los Post-Impresionistas.

La belleza de este arte está inherentemente arraigada en la percepción. Considerándose una expresión y un estímulo para la vida imaginativa,  más que una copia de la vida real, siendo el artista, el más constante observador de su entorno y el menos afectado por su valor estético intrínseco.

Características del Arte Post-Impresionista

Los Post-Impresionistas, son conocidos por sus diversos y distintivos estilos, además de sus percepciones subjetivas del mundo que les rodea, que los hizo pioneros en un nuevo enfoque de la pintura a principios del  siglo XIX.  

A diferencia de los impresionistas que les precedieron y los fauvistas que les siguieron, los artistas post-impresionistas no estaban unificados por un solo enfoque estético. Más bien, lo que los unió fue un interés compartido en explorar abiertamente la mente del artista.

Debido a la variedad de estilos, técnicas e incluso temas evidentes en las pinturas post-impresionistas, definir el movimiento puede ser difícil. Sin embargo, al trazar su historia, identificar a sus artistas y señalar sus características distintivas, se puede empezar a comprender el significado histórico y simbólico del movimiento.

Cualidades de las obras Post-Impresionistas

impresionismo

El Simbolismo Emocional

Los post-impresionistas creían que una obra de arte no debía girar en torno al estilo, el proceso o el enfoque estético. En su lugar, debería hacer hincapié en el simbolismo, comunicando mensajes del propio subconsciente del artista. En lugar de emplear el tema como una herramienta visual o un medio para un fin, los Post-Impresionistas lo percibían como una forma de transmitir sentimientos. 

El Color Evocador

Los post-impresionistas emplearon a propósito una paleta de colores artificiales como una forma de retratar sus percepciones del mundo que les rodea, impulsadas por las emociones. Tonos saturados, sombras multicolores y ricas gamas de color son evidentes en la mayoría de las pinturas post-impresionistas, demostrando el enfoque innovador e imaginativo de los artistas en la representación.

Pinceladas Distintivas  

La mayoría de las piezas postimpresionistas tienen pinceladas amplias y discernibles. Además de añadir textura y una sensación de profundidad a una obra de arte, estas marcas también apuntan a las cualidades pictóricas de la pieza, dejando claro que no pretende ser una representación realista del tema.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - Galeria de arte. Todos los derechos reservados.